Acompañamiento pedagógico La vida de Calabacín
La vida de Calabacín

Orfandad


Calabacín es abandonado por su padre y queda definitivamente desprotegido tras la muerte de su madre. Dado que no tiene ningún familiar que asuma su custodia, Calabacín es recogido por un policía y posteriormente llevado a un centro de acogida. Camille, por su parte, tuvo que presenciar cómo su padre asesinaba a su madre y luego se suicidó. Tanto Calabacín como Camille son huérfanos.

Son múltiples las razones por las cuales niñas y niños son abandonados por sus progenitores y deben ser institucionalizados en centros de acogida para garantizar sus derechos. Puede ser por muerte, por dificultades económicas o porque ingresan a la cárcel, como es el caso de los papás de Ahmed y Alice. También puede ser porque viven en hogares que no son entornos seguros ya sea porque están expuestos a violencia intrafamiliar, porque sus padres tienen alguna enfermedad mental o un consumo problemático de sustancias psicoactivas, como son los casos de Jujube y Simón respectivamente.

En muchas creaciones artísticas, los orfanatos son representados como lugares sombríos, sin embargo, en esta película se presenta este lugar como uno de confianza, seguro para los niños que llegan ahí. Tanto la directora como quienes ahí trabajan, constantemente se dedican al bienestar de los niños, con cariño, preocupación, atención.

En la Constitución Política de Colombia, el Artículo 44 dice: “Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión”. Según la ley, los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás y es un deber del Estado proteger a los niños que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad.

Los niños protegidos por el Estado son trasladados a centros de acogida y se juntarán con otros niños y niñas. En esos espacios están con el objetivo de ser un espacio protector y de paso en un proceso de restablecimiento de los derechos de la niña o niño. Algunos deben permanecer en estos espacios de cuidado y otros son rápidamente adoptados.

Actividades complementarias

Maltrato infantil


Al inicio de la película presenciamos el miedo de Calabacín ante los gritos de su madre, quien amenaza con golpearlo mientras sube las escaleras. Para protegerse y evitar el maltrato físico, Calabacín cierra la puerta del altillo provocando un accidente trágico. Hacia el final de la película vemos la manera como la tia maltrata a Camille. Estos son los momentos de maltrato más explícito que podemos presenciar en la película.

A lo largo de la historia, al conocer a los niños y niñas, también podemos identificar diferentes consecuencias del maltrato infantil. En Las Fuentes vemos que Simón y Alice tienen cicatrices en su rostro, heridas que permiten deducir que también sufrieron maltrato físico en sus hogares. En el caso de Alice es posible identificar una afectación que dificulta su interacción social, la dificultad de confiar en otras personas, sus reacciones nerviosas al percibir algún tipo de riesgo.

El maltrato hacia los niños y niñas puede ser físico pero también verbal y psicológico. Puede ocurrir en el hogar, en la escuela o en instituciones de protección y justicia, aunque en un gran porcentaje los principales agresores suelen ser padre, madre u otro adulto que conviva en el hogar. El maltrato infantil puede incluir desde agresiones verbales, aislamiento, abuso emocional, golpes y castigos físicos, abuso sexual, violación y el abandono en sí mismo.

En Colombia el castigo físico a los menores ha sido naturalizado durante varias generaciones y ha sido reproducido de generación en generación en muchos hogares como la forma de corregir y/o educar a los hijos. Además de identificar que culturalmente nos hemos acostumbrado a la violencia, también es importante mencionar que las familias que cometen maltrato sobre los hijos suelen ser familias desestructuradas y/u hogares muy autoritarios.

Son varias las consecuencias del maltrato infantil. Los niños maltratados pueden convertirse en esquivos, miedosos y tristes. Quien ha sufrido el maltrato presenta enormes dificultades para expresarse, su personalidad se ve debilitada y suelen tener autoconceptos deteriorados. Si el niño siente que sus padres y/o profesores no lo apoyan, entonces pierde confianza y seguridad en sí mismo, lo cual es necesario para vencer las dificultades en la vida.

En contraste a los ambientes maltratadores, la película presenta un entorno de formación más democrática, en la que hay comunicación, se escucha la opinión de los niños y se promueve una pedagogía dialogante en lugar de una humillante.

Actividades complementarias

Valores familiares


Al centro de acogida de las Fuentes llegan niños y niñas a quienes sus madres y padres no pudieron criar más. En la mayoría de casos provienen de ambientes familiares hostiles y poco cuidadores. Esto lo sabemos por dos ejemplos que vemos así como los mismos testimonios de los niños. Al inicio de la película presenciamos cómo la mamá de Calabacín amenaza con pegarle y al final de la película vemos a la tía de Camile ejerciendo violencia verbal contra la niña.

En contraste a esos pasados, la estadía en Las Fuentes durante la historia de la película se presenta amena, cálida y comprensiva. En las Fuentes se construye una familia de acogida entre todas las personas que ahí permanecen o transitan, independientemente de si tienen un vínculo sanguíneo-genético. Esto lo vemos como una gran conclusión al final de la historia cuando realizan la gran cena.

La película nos permite reconocer otras formas de conformar familia, además de la familia nuclear biparental que es la que hemos conocido en mayor medida. Por ejemplo, con la decisión que toma el policía Raymond en la película podemos ver una familia adoptiva monoparental, que queda conformada por un padre con un niño y una niña adoptados. La película nos enseña diversidad de familias

En la película podemos reconocer que se promueven valores como la amistad, la unión, el respeto, la solidaridad y el amor transmitidos mediante prácticas cotidianas tanto de adultos a niños, como entre los mismos niños y niñas también. Por valores entendemos los principios que determinan nuestra conducta y actitudes que ayudan a que seamos mejores personas, a que podamos vivir en comunidad y te dictan qué es lo correcto y qué no lo es. Son determinantes en la actuación, interacción y relación con el entorno. Te enseñan que las acciones tienen efectos favorables o desfavorables. Sabemos que la familia suele ser el primer lugar de transmisión de valores, por lo cual, se promueve construir un ambiente armonioso, colaborativo y saludable en el hogar, en lugar de uno autoritario e impositivo.

Actividades complementarias

Estado emocional


Mi vida de Calabacín es una película adecuada para abordar la inteligencia emocional en la niñez. Entre los personajes hay espacio para la expresión de sus emociones, tanto negativas como positivas, y se promueve la comprensión y la empatía entre ellos. A lo largo de la película podemos identificar varios elementos que tienen una función relacionada con el plano emocional.

Los dibujos de cada niño son un reflejo de su estado emocional, esto es posible identificarlo al fijarse tanto en los colores que usan como en el contenido que dibujan. La cometa y la lata de cerveza, las únicas pertenencias que Calabacín lleva al centro de Las Fuentes, representan el apego afectivo que siente hacia sus padres. En este centro de acogida cuentan con un tablero en el que los niños pueden marcar su estado emocional durante el día haciendo referencia a un estado del clima: sol sonriente (alegría), nublado (miedo), nube lloviendo (tristeza) y nube con truenos (ira). La carga emocional queda grabada en el subconsciente y la manera para liberarlo por medio de los sueños, por eso varios niños en abandono suelen tener pesadillas.

Estimular la capacidad de expresar, gestionar y comprender las emociones es muy importante para mantener una buena salud mental y para el desarrollo social de las personas. Son varias las situaciones que podríamos escoger para analizar la respuesta emocional de las y los niños ante una situación específica que sucede en la historia.

La manera como responde Camille a Simón, quien es el niño que hace bromas pesadas a los otros, se burla a costa del autoestima de los demás, al Camille burlarse de Simón, la balanza se modifica, ahora los niños disfrutan más del humor de Camille. Mientras antes los niños se reían con las bromas de Simón luego hacen las de Camille. La importancia de la presencia de Camille para la estabilidad de los niños de Las Fuentes se hace más evidente al comparar el marcador del estado del ánimo en el momento 27:01 y el momento 48:44 en los que ante la ausencia de Camille en el lugar, todos están tristes y solo queda la marca de ella en estado feliz (el sol sonriendo).

Actividades complementarias